En este momento estás viendo 5 formas de incorporar el lubricante al sexo

5 formas de incorporar el lubricante al sexo

Saben que somos fanáticxs del lubricante y creemos que siempre debemos tener uno a mano, tanto para la masturbación como a la hora de tener relaciones. En este post le vamos a contar 5 maneras para incorporar los lubricantes a la hora del sexo

1. Usalo en distintas partes del cuerpo

Es normal que relacionemos al lubricante con la fricción, pero vayamos un poco más allá. No te prives de la posibilidad de aplicarlo en todo tu cuerpo para aumentar las sensaciones. Pensá en todas las áreas más sensitivas y erógenas de tu cuerpo. Los pezones, interior de los codos, rodillas y axilas, cualquier zona que te guste a vos. Juga y explora tu cuerpo con lubricante, no te quedes solamente en la zona genital.

Siempre tenemos que tener un lubricante al alcance de la mano.

2. Aprovechá la gran variedad que hay

Cada día aparecen más opciones de lubricantes, ojo siempre tene en cuenta que estén aprobados para su uso, pero siempre hay nuevos tipo. Tenes con sabores, sensaciones, de base acuosa o silicona… Aprovecha eso y explora los distintos efectos que te otorga cada uno. Siempre hay algo nuevo que probar.

Hay muchas variedades de tipo, sabores, efectos de lubricantes, hay que explorar todo.

3. Usa lubricantes en tus juguetes.

Puede parecer una sugerencia obvia, pero a veces “seteamos” nuestra cabeza en masturbarnos y agarramos nuestro juguete favorito y chau. Ojo, hay juguetes que definitivamente requieren de lubricantes, pero otros pueden ser usados sin. La sensación, si agregamos un poco de lubricante, puede aumentar muchísimo. Particularmente con los vibradores, el lubricante puede amplificar la intensidad de la vibración.

Si nunca probaste masturbarte con lurbicantes te estas perdiendo mucho…

4. Un poquito de aire fresco

La simple sensación de soplar un poquito de aire sobre el área donde esta el lubricantes puede ser algo que te ayude a “arrancar” o “frenar” durante el juego. Podes tener un ventilador suave soplándote entre las piernas y frenar cuando querés, o tocarte un rato con esa brisa entre tus piernas y después apagar el ventilador. ¡Ponete creativx!

5. Variemos la cantidad

Por lo general si usamos lubricante, solo usamos la cantidad necesaria para hacer el “trabajo”. Pero… ¿qué pasaría si usas un exceso de lubricantes? Tus manos, dedos, juguetes van a estar resbalosos, se van a resbalar y deslizar… y el desorden puede ser muy hot.

Por otro lado, podes usar una pequeña cantidad de lubricante, una gota justa para que sea resbaloso y excitante. De cualquier manera tene una toalla a mano o algo para limpiarte.

No debemos pensar los lubricantes solamente para la penetración.

Otra vez lo decimos, debemos normalizar el uso de lubricantes, tanto a la hora de tener sexo como a la hora de masturbarnos. Hay que dejar de relacionar el lubricante solamente para las ocasiones de penetración o cuando «no hay suficiente lubricación».

Todxs deberíamos tener un lubricante a mano para garchar y hacernos la paja.

Nico Eliceche

Soy Nico Eliceche, periodista y desde hace un tiempo estoy trabajando y escribiendo sobre BDSM y Prácticas Sexuales. Para poder hacerlo estudie, práctique y entrevisté a la gente que más sabe del tema. También escribo sobre Cultura y Tecnología, areas donde comencé mi camino en el periodismo. Aunque todavía hago bastantes cosas de esas temáticas, quiero enfocarme más en la Sexualiad, ya que creo que todxs deberíamos romper con los tabús a la de hablar de sexo.

Deja una respuesta