En este momento estás viendo Hablemos del beso negro: El arte de lamerle el ano a otrx

Hablemos del beso negro: El arte de lamerle el ano a otrx

Primero de todo, los prejuicios y tabúes los dejamos de lado. Como siempre decimos, la sexualidad hay que vivirla y experimentarla pensando en lo que nos gusta y dejando de lado el que dirán. Por eso hoy vamos a hablarles un poco sobre el arte de comerle el ano a otrx.

El Analingu, rimming o beso negro, es el acto de dar placer oral en el ano, esto incluye lamer, chupar, besar, o cualquier otro acto que estimule oralmente la zona. Al haber tantas terminaciones nerviosas en el ano, la practica puede generar gran cantidad de sensaciones.

Una vez que te decidas a probarlo y dejaste de lado los tabúes, higieniza bien la zona para eliminar cualquier olor o residuo fecal. Después ¡A jugar!

Ilustración de Kim Cowie para VICE

La mejor manera de hacerlo, o sugerencia, es “separar” los cachetes, y/o buscar la posición que los separe naturalmente, por ejemplo, la persona que lo reciba este en posición de perrito con la cara en la cama.

Después ¡A jugar con la lengua! Haciendo movimientos circulares, hacia los costados, o como te guste. Podes usar toda tu boca, por ejemplo hacer vibrar tus labios para generar una especie de cosquilleo en la zona.

Obvio que siempre recomendamos y creemos que es una buena idea usar una barrera bucal para evitar infecciones de transmisión sexual. Al igual que higienizarse luego de realizarlo y sobre todo antes de pasar a dar estimulación oral en otra zona (ya sea vulva o pene).

Esta bueno también utilizar algún lubricante comestible para darle un plus al que lo realiza. Por lo general esta bueno realizarlo luego del sexo oral en la vagina o pene, cuando ya están excitados y bueno… queda todo más cerca. También ayuda a relajar mucho la zona para luego realizar fisting si quieren.

Siempre es mejor empezar “jugando”, dando lengüetazos en las zonas mas grandes. Jugar con los dedos húmedos ayuda a relajar. Luego de entrados en calor, podes de hacer el juego un poco más intenso o usar la lengua para deslizarse adentro.

Esperemos que con estas breves palabras te ayudemos a romper un poco con los prejuicios y tabúes. Vivan la sexualidad como más les guste y sin vergüenza.